sábado, 21 de marzo de 2009

OpenOffice.org: Lo que hay que saber

Mitos y verdades acerca de OpenOffice.org y algunos conceptos esenciales para quienes no lo conocen.
Publicado originalmente el 31/08/2008 Creative Commons License


OpenOffice.org se ha convertido en la punta de lanza del software libre. Alrededor de este magnífico programa se estructuran las migraciones de empresas y particulares. Y no es para menos, en algún punto, todo (o casi todo) el trabajo que un usuario promedio hace en una PC pasa por una suite de oficina como OpenOffice.org. En la web hay mucha, buena y variada información acerca de las ventajas de OpenOffice.org, de modo que aquí sólo vamos a revisar los conceptos esenciales y los que pueden resultar confusos.


Lo que hay que saber


1) OpenOffice.org es una suite de oficina.

Una suite de oficina o suite ofimática es un conjunto de programas que resultan muy útiles para todo tipo de tarea, especialmente las administrativas (en el sentido de administrar una empresa, un hogar, una carrera, etc.). Cada uno de los programas – también llamados aplicaciones – que componen la suite está altamente especializado en alguna tarea en particular; sin embargo, las aplicaciones están integradas entre sí, de manera que pueden compartir información entre ellas y además comparten un aspecto y forma de uso similar.

En Argentina, la suite de oficina más conocida es la de la empresa Microsoft, llamada Office y conocida también como MS-Office. Sin embargo, cada vez se escucha más el nombre OpenOffice. OpenOffice.org – que es el nombre oficial, con el «.org» al final – es una suite de oficina libre, comparable al Office de Microsoft, y que hoy cuenta con más usuarios en todo el mundo que cualquier otra suite de oficina.

OpenOffice.org está compuesto por:
  • Writer: un procesador de textos (equivalente a Word en MS-Office).
  • Calc: una hoja de cálculos (equivalente a Excel).
  • Base: un gestor de bases de datos (equivalente a Access).
  • Impress: un programa de presentaciones (equivalente a PowerPoint).
  • Draw: un programa de dibujo vectorial (no tiene equivalente dentro de MS-Office, pero se lo suele comparar con Corel Draw y con Adobe Illustrator, aunque Draw es mucho más básico que cualquiera de ellos).
  • Math: un editor de ecuaciones (Word tienen un editor de ecuaciones integrado, OpenOffice.org lo incorpora como una aplicación independiente, y a la vez plenamente integrada a Writer).


2) El verdadero nombre de la suite es OpenOffice.org, y no “OpenOffice”.

Aunque generalmente lo llamamos OpenOffice, el verdadero nombre es OpenOffice.org (con el «.org» detrás). También se lo suele ver escrito en forma abreviada como OOo (dos «O» mayúsculas seguidas de una «o» minúscula). Así, igual que se suele escribir «MS-Word» en lugar de «Microsoft's Word», se suele escribir «OOo Writer» en vez de «OpenOffice.org Writer».


3) OpenOffice.org puede usarse con Windows, con Linux, con Solaris y con Mac OS X.

Para usar OpenOffice.org no es necesario usar Linux, como mucha gente cree. OpenOffice.org es un programa multiplataforma, lo que quiere decir que puede ser instalado en cualquiera de los sistemas operativos más usados (Windows, Linux/UNIX, Solaris, OS X)... ¡y compartir archivos entre ellos! Y si esto no alcanza, existe una versión de OpenOffice.org llamada portable, que se instala en un pendrive y permite utilizar OpenOffice.org en cualquier PC con sistema operativo MS-Windows sin necesidad de instalarlo en la PC.


4) OpenOffice.org es muy fácil de usar y aprender.

Quien haya utilizado alguna suite de oficina antes, no notará grandes diferencias en el uso de OpenOffice.org. Un usuario básico de MS-Word, por ejemplo, suele tardar entre 30 minutos y 2 horas en acostumbrarse a OOo Writer... y un par de días en enamorarse de él.


5) OpenOffice.org puede convivir con MS-Office.

No es necesario desinstalar el Office de Microsoft para instalar OpenOffice.org. OpenOffice.org no afecta ni interfiere con MS-Office. Cuando decimos que OpenOffice.org reemplaza a MS-Office, nos referimos a sus funciones, no a que sea necesario remover uno para utilizar el otro.


6) OpenOffice.org puede abrir y guardar archivos de MS-Office, pero con limitaciones.

OpenOffice.org es limitadamente compatible con MS-Office. Decimos compatible porque OpenOffice.org puede abrir archivos de Word (.doc), de Excel (.xls) o de PowerPoint (.ppt) para editarlos y puede también guardar archivos en esos formatos. Decimos limitadamente, porque si un archivo es muy complejo no se verá exactamente igual. La razón es que los formatos de MS-Office son propietarios y cerrados: no se sabe públicamente cómo están hechos, ni qué información contienen (lo que, dicho sea de paso, es peligroso para una empresa u organismo oficial). Por este motivo, los ingenieros que desarrollan OpenOffice.org sólo pueden investigarlos hasta donde es legal hacerlo, y por lo tanto sólo pueden lograr una compatibilidad limitada.


7) Los archivos de OpenOffice.org son pequeños, seguros y aprobados por normas ISO.

El 30 de noviembre de 2006 se aprobó la norma ISO/IEC 26300, que estandariza el formato OASIS Open Document Format for Office Applications, también conocido como OpenDocument Format (ODF), o como OASIS (acrónimo de Organization for the Advancement of Structured Information Standards). Todos ellos son sinónimos del formato empleado por OpenOffice.org para almacenar la información en sus archivos.

Los archivos que genera OpenOffice.org, y que siguen el formato OpenDocument, están compuestos por un grupo de archivos de texto basados en un esquema XML (que es otro estándar) y comprimidos con el estándar ZIP.

Resumiendo en palabras simples, los archivos generados por OpenOffice.org se ajustan a normas internacionales de público conocimiento. Esto trae muchas ventajas:
  • Los archivos son pequeños, al contrario de los que generan otras suites de oficina, y ya están comprimidos, lo que los hace óptimos para intercambiar por correo electrónico.
  • Los archivos no pueden llevar información confidencial sin el consentimiento del autor. Como el contenido de los archivos puede investigarse fácilmente, puede asegurarse que no contienen más información que la que el autor decidió incluir, contrariamente a los archivos de suites propietarias, de los que no se sabe exactamente qué contienen.
  • Los archivos no pueden acarrear virus binarios. Como el formato es de texto plano, los archivos de OpenOffice.org no pueden contener virus, excepto por los macrovirus, para los cuales OpenOffice.org tiene medidas de seguridad integradas.
  • Los archivos pueden ser abiertos por cualquier programa que los soporte. Al seguir un estándar reconocido internacionalmente, cualquier programador puede dar soporte total a los archivos de OpenOffice.org, brindándoles una flexibilidad sin precedentes.


8) OpenOffice.org es software libre, pero avalado por Sun Microsystems.

A mucha gente le preocupa que detrás del software libre no haya una empresa responsable. Aunque esta preocupación es infundada, el caso de OpenOffice.org es distinto. La empresa Sun Microsystems desarrolla y comercializa una suite de oficina llamada StarOffice. En sus comienzos, StarOffice era distribuido gratuitamente (para ganar mercado) hasta que Sun decidió dejar de regalarlo y comenzar a venderlo. Al mismo tiempo, Sun creó el proyecto OpenOffice.org, abriendo el código de su StarOffice y haciéndolo libre para que cualquier programador colabore en su desarrollo junto a los ingenieros de Sun Microsystems. Gracias a esto, Sun obtiene un producto sumamente pulido, potente, probado y adaptado a los gustos de los usuarios, al que después le agrega componentes propietarios y lo vende bajo el nombre de StarOffice, que es el hermano mellizo propietario de OpenOffice.org. Los desarrolladores independientes obtienen la posibilidad de trabajar y aprender junto a los mejores ingenieros en sistemas del mundo, y la comunidad (todos nosotros) obtenemos la mejor suite de oficina existente. De modo que hay dos versiones del mismo programa en el mercado: uno libre (y gratuito) llamado OpenOffice.org, y otro propietario (y pago) llamado StarOffice. Todos ganamos.


9) OpenOffice.org es la versión libre de StarOffice.

Como dijimos antes, existen dos versiones del mismo programa en el mercado: uno libre (y gratuito) llamado OpenOffice.org, y otro propietario llamado StarOffice. StarOffice cuenta con algunos aditamentos que no tiene OpenOffice.org, como un diccionario más potente y otros agregados que Sun compró para StarOffice y que por convenios de licencia no puede regalar, pero no son diferencias importantes para el usuario doméstico o de una pequeña o mediana empresa. La diferencia más notable está en el soporte post-venta: mientras StarOffice está soportado por Sun Microsystems, OpenOffice.org está soportado por la comunidad de usuarios. Esto nos lleva al siguiente punto.


10) OpenOffice.org tiene soporte, pero no de la forma tradicional.

Una ventaja del software propietario es el soporte post-venta que brinda la empresa que lo comercializa. En el caso del software libre, el soporte se consigue a través de las listas y foros de discusión de los usuarios, buscando en Internet, comprando libros especializados o directamente contratando a una empresa que venda soporte. OpenOffice.org no escapa a esta regla, pero tiene tres grandes ventajas: En primer lugar, es muy fácil de usar y aprender, por lo la mayoría de los usuarios jamás necesitan soporte. En segundo lugar, hay mucha información de soporte gratuita en Internet (como este blog :) ), y si eso no alcanza, existe la lista de discusión de OpenOffice.org en español, donde usuarios y desarrolladores brindan soporte gratuitamente por e-mail, y que realmente funciona mejor que el soporte que muchas empresas de software brindan a sus clientes (para suscribirte a esta lista visita http://es.openoffice.org/comunidad/listas.html). Por último, si alguien quiere optar por el soporte tradicional, puede contratar a alguna empresa o profesional que se lo brinde, o simplemente comprar la suite StarOffice y recibir el soporte de Sun Microsystems.


11) Enlaces útiles.


Artículos relacionados


Tal vez te interese leer también:




Entradas populares