sábado, 29 de agosto de 2009

Cómo configurar SCIM (parte 6)

Este es el último artículo de la serie donde analizamos las opciones de configuración visual de SCIM.
Publicado originalmente el 29/08/2009 Creative Commons License


En el artículo «Cómo configurar SCIM (parte 1)» vimos cómo activar la ventana de configuración de SCIM, el IME de Ubuntu y de muchas distribuciones de Linux.

En la segunda parte, «Cómo configurar SCIM (parte 2)», vimos las opciones de configuración de los atajos del teclado.

En la tercer entrega, «Cómo configurar SCIM (parte 3)» tratamos las opciones globales de configuración de los métodos de entrada, o de los IMEngines (motores de métodos de entrada) como los denomina SCIM.

La cuarta parte, «Cómo configurar SCIM (parte 4)» estuvo dedicada a la configuración del aspecto de la barra de herramientas de SCIM.

El quinto artículo, «Cómo configurar SCIM (parte 5)» trató algunas opciones visuales para la Ventana de entrada.

Este es el sexto y último artículo donde analizamos las opciones de configuración de SCIM que son independientes del idioma y del método de entrada elegido.

Recordemos que estamos trabajando sobre la opción «GTK» bajo la sección «Panel» del sector izquierdo de la ventana «Opciones del método de entrada SCIM» (mira la ilustración 1):


Ilustración 1: La ventana «Opciones del método de entrada SCIM» cuando se selecciona la opción «GTK» en la sección «Panel» de la izquierda.

La ventana presenta tres áreas enmarcadas:
  • Barra de herramientas: Permite configurar distintas opciones de la Barra de herramientas. Estas opciones se discuten en el artículo «Cómo configurar SCIM (parte 4)».
  • Ventana de entrada: Desde aquí se configura el aspecto de la ventana de entrada, donde aparecen los caracteres no occidentales. Su funcionamiento se explica en el artículo «Cómo configurar SCIM (parte 5)».
  • Misc: Controla algunos aspectos adicionales o misceláneos, como el tipo que utilizará SCIM para mostrar los caracteres no occidentales.


Panel: GTK - Misc


El área Misc presenta tres opciones:
  • Mostrar icono en la bandeja es la opción que permite mostrar u ocultar el ícono de SCIM que se ubica en la bandeja del sistema, que para el caso de Gnome, el entorno visual que utiliza Ubuntu por defecto, es la barra horizontal que aparece en la parte superior de la pantalla. Si se elige ocultar el ícono de SCIM, sólo se podrá acceder nuevamente a la ventana de configuración a través de la Barra de herramientas de SCIM (si el botón «Menú» está activo, ver Panel: GTK - Barra de herramientas en el artículo «Cómo configurar SCIM (parte 4)») o desde el menú «Sistema», opción «Preferencias -> Opciones del método de entrada SCIM». En la ilustración 2 se puede ver el ícono de SCIM.

    Ilustración 2: El icono de SCIM en el panel superior de GNOME, en Ubuntu 9.04.

  • Pegar ventanas hace que SCIM recuerde la última posición de sus tres ventanas principales: la Barra de herramientas de SCIM, la Ventana de entrada y la Tabla de búsqueda. Al marcar esta opción, estas tres ventanas aparecerán siempre en el mismo lugar cuando activemos SCIM, en vez de aparecer flotando cerca del lugar donde queremos insertar el texto. En combinación con las opciones del área «Ventana de entrada» (ver el artículo «Cómo configurar SCIM (parte 5)»), resulta de gran utilidad para los usuarios de pantallas muy grandes o de múltiples monitores (que pueden fijar la vista en un solo lugar, donde acomodan las ventanas de SCIM) o para los usuarios de pantallas muy chicas, como las netbooks, que pueden administrar a gusto el área visual disponible. Para cambiar las ventanas de lugar, simplemente hay que arrastrarlas con el ratón. La opción Pegar ventanas resulta tan útil para algunos usuarios que está disponible directamente desde el menú contextual al que accedemos al hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el ícono de SCIM en la bandeja del sistema (ver ilustración 3).

    Ilustración 3: El menú contextual de SCIM, desde donde se accede directamente a la opción «Pegar ventanas».

  • El botón Tipografía permite elegir el tipo y el estilo empleado para los caracteres de las tres ventanas de SCIM: la Barra de herramientas, la Ventana de entrada y la Tabla de búsqueda. Esta opción es definitivamente la más útil de todas. Por defecto, SCIM utiliza el tipo «Sans» con un tamaño de 10 puntos. Un nativo de china o un estudiante avanzado de chino probablemente no tendrá ningún problema en distinguir los caracteres chinos con esta configuración en la mayoría de las PC. Sin embargo, dependiendo de la resolución de la pantalla es probable que resulte conveniente cambiar el tamaño de los caracteres, y definitivamente un principiante de idioma chino necesitará además cambiar el tipo de letra por una que le resulte más fácil de distinguir. Al hacer clic sobre el botón Tipografía se abre la ventana «Seleccionar la tipografía de la interfaz» (ver ilustración 4) desde donde puedes elegir el tipo, el estilo y el tamaño preferido para los caracteres que emplea SCIM, simplemente haciendo clic sobre las opciones listadas. En la parte inferior de la ventana puede verse la vista preliminar de las opciones elegidas, reflejadas en la frase «El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja.». Puedes escribir tu propia frase personalizada para ver cómo quedará el tipo elegido en ella. Al finalizar, haz clic en el botón «Aceptar».

    Ilustración 4: la ventana «Seleccionar la tipografía de la interfaz» desde donde podemos elegir la familia, el estilo y el tamaño del tipo empleado en las ventanas de SCIM.

    La ilustración 5 permite compara la Ventana de entrada y la Tabla de búsqueda de SCIM con el tipo por defecto y con un tipo personalizado.

    Ilustración 5: Arriba, las ventanas de SCIM con el tipo por defecto (familia Sans, estilo Regular, tamaño 10,0). Abajo, las mismas ventanas con un tipo personalizado (familia AR PL Uming CN, estilo Light, tamaño 14,0).

Recuerda que para que los cambios se apliquen debes hacer clic con el botón derecho sobre el icono de SCIM en la barra superior del escritorio y luego elegir la opción «Actualizar configuración» del menú contextual que se despliega mira la ilustración 2).


Para finalizar


Concluye aquí un largo camino de seis artículos donde exploramos todas las opciones de configuración y personalización de SCIM. Como dije al principio, no es necesario configurar SCIM para empezar a usarlo, pero siendo la herramienta que debemos utilizar constantemente cada vez que queremos escribir en chino, resulta útil al menos conocer las posibilidades de configuración que SCIM nos ofrece para adaptarse a nuestros gustos y necesidades particulares. Atajos de teclado, cantidad de botones mostrados, posición y comportamiento de sus ventanas, aspecto visual, todos son parámetros que podemos ajustar a gusto. Y da gusto trabajar con la flexibilidad que SCIM nos brinda.

Hasta aquí la configuración de SCIM vista es independiente del método de entrada (y por ende del idioma) elegido. En próximos artículos exploraremos las opciones de configuración del método de entrada «Pinyin inteligente», exclusivo para escribir caracteres chinos utilizando pinyin.


Artículos relacionados


Tal vez te interese leer también:




Entradas populares